Menu
11 agosto, 2016

Tratamientos fitosanitarios/procesionaria

Tratamiento Picudo Rojo en Palmeras

El Picudo Rojo, Rhynchophorus ferrugineus, es un organismo nocivo, originario del Sudeste Asiático que se está difundiendo por todo el mundo como consecuencia del comercio creciente de palmeras de países afectados, apareciendo brotes de Picudo Rojo en distintos países, entre los que se encuentra España.

El Picudo rojo, es uno de los insectos más dañinos para las palmeras en el mundo, provocando por lo general, la muerte de la palmera. Es originario de las regiones tropicales del Sureste Asiático y Polinesia, comenzó su expansión hace 25 años atacando a palmeras datileras de los países del sur de Asia, Península Arábiga e Irán. Fue introducido en el norte de África a través de Egipto en el año 1993 continuando su expansión hacia los países europeos, Italia, Francia, Portugal y España, y siempre ligado a la importación de palmeras.
Cómo detectar el Picudo Rojo

En las palmeras canarias, el daño se localiza principalmente en la cabeza o corona de la palmera, por lo que observaremos si hay:

  • Hojas externas caídas, con señales evidentes de desgarramientos a nivel de la inserción con el tronco.
  • Desplomado general de la corona de hojas.
  • Un aspecto ligeramente decaído de las hojas más tiernas del penacho central (palmito), adquiriendo una coloración que vira del amarillo al pardo rojizo.
  • Orificios en el corte de las tábalas de la corona.
  • Restos de pupas (capullos o croquetas) entre tábalas y hojas.
  • Flechas con ángulo sobre la vertical.
  • Retorcimiento de las hojas en las axilas.
  • Foliolos comidos o perdigonados.
  • Raquis comidos y/o tronchados.
  • En hojas en el suelo productos de una poda, y en el corte, galerías de 1-2 cm. producidas por larvas.
  • Restos de fibras.

En las palmeras datileras, el daño lo observaremos principalmente en la base de la misma, en la zona donde se encuentran los hijuelos y en el tronco, por lo que observaremos si hay:

  • Exudación de color rojizo o negro y restos de fibra que pueden aparecer en el fuste de los ejemplares afectados.
  • Hijuelos con hojas comidas.
  • Pupas y orificios al levantar algunas de las axilas de las hojas que quedan pegadas al tronco.


Tratamiento de la Procesionaria

A partir de Septiembre y hasta Diciembre es la temporada de aplicación de los tratamientos preventivos para evitar la aparición de “Thaumetopoea Pityocampa” a la que todos conocemos en su fase de oruga como Procesionaria del Pino.

Las orugas (fase de larva) está cubiertas de pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire. Pueden provocar irritación en oídos, nariz y garganta. Así como intensas reacciones alérgicas que pueden ser fatales, tanto en animales como en seres humanos.

La Endoterapia Vegetal es un método para tratar las enfermedades de los árboles. El sistema consiste en introducir productos fitosanitarios mediante inyecciones al tronco. Éste se absorbe y se reparte por la savia de todo el árbolpor alto que sea.

De esta manera, conseguimos mejorar los resultados de otras técnicas. Con la ausencia de nebulización química evitamos tratamientos indiscriminatorios focalizando en el ejemplar afectado, bajando el impacto ambiental y protegiendo la fauna útil, personas y mascotas.


Para cualquier consulta, no dude en contactar con nosotros

-->